“No hay una cosa igual que ganar títulos, es una sensación única”

En su paso por los micrófonos de Onda Vasca, además de hablar de la rebaja de sueldo y de cómo vive los días de confinamiento, Yuri Berchiche también ha comentado su evolución como futbolista con el paso de las temporadas, así como la influencia que han tenido en su carrera otros clubes y técnicos.

Al jugador de Zarautz siempre le ha perseguido cierta fama de alocado. Él tiene claro que ahora es “más regular que antes; ahora es más difícil que tenga un partido con algún error grueso, antes sí tenía algún partido que otro, pero eso también te lo da la experiencia. Al final soy un jugador que lo intenta dar todo en el campo y a veces también se me va un poquito, dentro de lo normal”.

Admite el jugador del Athletic que le hace gracia oír que es “superagresivo” cuando no ha tenido “ninguna expulsión en Primera todavía. Creo que hay que tener carácter dentro del campo, pero siempre dentro de un límite”.

A Bilbao llegó después de una experiencia en el PSG que reconoce que le aportó “muchísimo”. “Convivir el día a día con estrellas mundiales es una experiencia que siempre la voy a tener ahí, yo tenía claro que si iba a querer jugar iba a tener que trabajar todos los días y que no iba a ser llegar allí y empezar a jugar de titular”.

Se muestra agradecido al trato que tuvo con él Unai Emery, su técnico allí. “Tuve una reunión con Una y me dijo que tuviera paciencia, que trabajara, y que si trabajaba bien iba a llegar mi turno. Y así fue, poquito a poco creo que le fui comiendo terreno a mi compañero -Kurzawa- y al final de la Liga tuve la oportunidad de jugar 32 partidos, que para ser el primer año no estaba mal, y tuve la suerte de poder ganar cuatro título también y saborear ese éxito. No hay una cosa igual que ganar títulos, es una sensación única”.

La salida del entrenador de Hondarribia fue también clave en su marcha de París, junto al atractivo proyecto que le presentó el Athletic: “El problema que tenía allí era que el entrenador no iba a seguir. El que apuesta por mí es Unai, yo quería era seguir jugando y tenía la duda de si me quedaba en París, con un nuevo cuerpo técnico, con jugadores que iban a fichar, iba a continuar jugando”.

Apunta el futbolista rojiblanco que “por otra parte está el jugar para un club como es el Athletic, con el estadio que tiene, con la filosofía que tiene, que me encanta, y era un reto que quería ponerme a mí mismo; con todas esas cosas positivas di el paso de venir aquí a Bilbao y estoy supercontento de haber venido. Ahora tenemos la posibilidad de redondear esta temporada con la consecución de un título como es la Copa del Rey que al Athletic se le da bastante bien”.

También tuvo tiempo para repasar otra etapa importante en su carrera, su paso por Donostia, del que se queda con el último año. “Los principios nunca son fáciles, los dos primeros años no sentí que tuvieran verdaderamente confianza en mí. Creo que el mejor Yuri se ve a partir de que llega Eusebio Sacristán con su cuerpo técnico y es cuando siento que me da la confianza para poder ser libre dentro del terreno de juego”.

Así, tuvo la oportunidad de disfrutar de una tercera temporada con “un grandísimo fútbol, teníamos una plantilla repleta de buenísimos jugadores y posiblemente junto con este año es el año que más he disfrutado”.

Yuri se mostraba agradecido a lo aprendido en el cuadro donostiarra. “Todo lo que he aprendido en la Real, todo lo que le debo a la Real es muchísimo, le tengo un grandísimo cariño, y aunque esté jugando hoy en día en el Athletic el recuerdo tan bonito de haber vivido allí tres años siempre lo voy a tener en mi corazón”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *